A quien le guste explorar tierras salvajes, en los Caminos de la Frontera encontrará el lugar ideal para sus aventuras. La región está situada en el extremo oeste catarinense y hace frontera con los estados de Rio Grande do Sul, Paraná y Argentina. Este hecho explica la diversidad cultural encontrada en sus 18 municipios, entre los cuáles São Miguel do Oeste es el más poblado, con 36.000 habitantes.

Explore la naturaleza practicando ecoturismo y deportes de aventura en los Caminos de la Frontera.

El ecoturismo es una de las actividades más prometedoras de esta región aún poco conocida por la mayoría de los brasileños. La belleza salvaje de los municipios te invita a realizar actividades como trekking, rappel y la pesca, entre otros.

Haga un viaje cultural por los municipios de la región.

En los Caminos de la Frontera, las tradiciones de los inmigrantes alemanes, italianos y polacos se mezclan con las costumbres gauchas, paranaenses y argentinas, formando un rico mosaico de culturas. En Guaraciaba se encuentra uno de los museos rurales más grandes de Brasil: Edvino Hölscher. En Dionísio Cerqueira, el atractivo es el Marco das Três Fronteiras.

Diviértase en las fiestas típicas, donde la cocina es tan variada como deliciosa.

Poca gente lo sabe, pero el primer Oktoberfest de Santa Catarina tuvo lugar en Itapiranga. La cocina alemana está presente en varias otras fiestas, al igual que los platos típicos de la gastronomía italiana y polaca. La auténtica parrillada gaucha también se destaca en los eventos realizados en los municipios de la región.