Combinando historia y cultura, desarrollo económico y preservación de la naturaleza, bellos paisajes del litoral y bucólicos rincones rurales, el Caminho de los Príncipes es uno de los trayectos más diversificados y atrayentes de Santa Catarina. El nombre turístico de la región se origina en un episodio histórico ocurrido en 1853, cuando las tierras del local donde se sitúa hoy la ciudad de Joinville fueron incluidas en dote de matrimonio del príncipe de Joinville con la princesa Francisca Carolina, hermana de D. Pedro II. La herencia cultural portuguesa, entretanto, en el es la que más se destaca en el Caminho de los Príncipes. La colonización alemana predomina en la mayoría de los municipios, que posee también influencias de los italianos, suizos, húngaros, checos, ucranianos, noruegos, polacos y japoneses.

 

Realice un riquísimo paseo histórico y cultural por las ciudades del Caminho de los Príncipes.

Prácticamente todos los municipios del Caminho de los Príncipes preservan los costumbres y tradiciones europeas de los pueblos colonizadores. El legado germánico es predominante, especialmente en Joinville, la más grande ciudad y polo industrial catarinense. Algunos de los mayores eventos culturales del estado acontecen en el municipio, con destaque de la Fiesta de las Flores y el Festival de Danza de Joinville. Ya en São Francisco del Sul, el acento portugués está presente en el casamiento colonial y en los más de 150 edificios históricos del Centro, siendo uno de ellos sede del Museo Nacional del Mar, único del género en Brasil.

Deje la adrenalina correr en sus venas practicando diversas modalidades de ecoturismo en la región.

El Caminho de los Príncipes es un excelente destino para quién aprecia el ecoturismo y los deportes de aventura. Actividades como trekking, vuelo libre, rapel, escalada, mountain bike, canotaje y boiacross pueden ser practicadas en los ríos, valles y cerros cubiertos de mata atlántica preservada de los municipios de Corupá, Schroeder, Jaraguá del Sul y Papanduva. En la Bahía de Babitonga, y especialmente en Garuva, la atracción es la pesca de la lubina. Ya en Papanduva, los exploradores de cavernas y grutas encontrarán excelentes opciones de paseo.

Descubra los encantos del interior en diversos municipios que están invirtiendo en el turismo rural.

El turismo rural también está presente en el Caminho de los Príncipes en municipios como Río Negrinho, Araquari, Campo Alegre, Itaiópolis y São Bento del Sul. Las actividades relacionadas al campo son una excelente oportunidad para relajar y entrar en contacto con la cultura y las costumbres de los colonizadores alemanes, polacos y ucranianos, entre otros. En la Meseta Norte, Mafra sorprende también con un museo paleontológico que revela como era el planeta hace más de 300 millones de años.

Relájese y diviértase en los balnearios del Caminho de los Príncipes.

El clima tranquilo de playa predomina en los balnearios de Barra del Sul, Barra Velha y Itapoá. Localidades simples, que recuerdan villas de pescadores, se transforman en la temporada de verano con el gran movimiento de turistas. La culinaria azorina, a base de frutos del mar, es apenas uno de los atractivos que encontrará visitando las playas y lagunas de la región.