Turismo Religioso

En Santa Catarina, la fe también mueve el turismo. Nova Trento, ciudad de Madre Paulina (la primera santa brasileña), es el segundo destino religioso más visitado del país. En Brusque, en el Vale dos Milagres, el Santuario de Azambuja reúne el mayor acervo brasileño de arte sacra popular. En el estado entero, hay 22 santuarios y una centena de destinos de peregrinación religiosa. Las atracciones van de iglesias centenarias a grutas católicas, mezquitas y templos de diversas religiones, además de romerías, peregrinaciones, procesiones marítimas y celebraciones de fe que animan los fieles catarinenses y de todas las partes de Brasil y del mundo.